, ,

Cómo la adicción al sexo afecta a las parejas

adición al sexo y problemas de pareja

La adicción al sexo diagnosticada es un grave problema psicológico que puede afectarte en tu vida diaria, pero si estás en pareja, tiene también unos graves efectos.

Aunque no sea una enfermedad muy conocida o, más bien, de la que se hable abiertamente, sus efectos pueden ser tan devastadores para quien la sufre como otras adicciones: alcohol, cocaína, juego… ¿Cómo puede afectar especialmente a tu entorno más cercano y en concreto a tu pareja?

El llamado ‘desorden hipersexual’

Lo que suele caracterizar esta enfermedad, es que el sexo se utiliza como vía de escape de manera reiterada para otro tipo de trastornos o problemas, como pueden ser el estrés o la depresión.

Pero lejos de algo que puede resultar lógico y normal, se convierte en un problema cuando es una conducta incontrolable. El deseo sexual acaba controlando todos los aspectos de la vida del adicto y además se convierte en algo que no se puede cambiar.

Según un estudio realizado por el Journal of Sexual Magazine, encontraron que la mayoría de personas con adicción al sexo sufrían unas terribles consecuencias por su enfermedad: el 17% había perdido su empleo al menos una vez, el 39% había finalizado una relación sentimental y el 28% había contraído alguna enfermedad de transmisión sexual.

adicción al sexo y problemas

Los efectos en las relaciones cercanas

Como vemos, este estudio es sólo un ejemplo de cómo esta adicción puede afectarte si estás en una relación de pareja.

Generalmente la adicción al sexo supone ciertas conductas que, por supuesto, afectan enormemente a la pareja. Pueden existir infidelidades o no, pero generalmente el desorden hipersexual tiene comportamientos comunes en muchos individuos: consumo excesivo o sin control de cibersexo, prostitución, relaciones esporádicas con desconocidos

Esto puede generar rápidamente una ruptura en la pareja cuando descubre todo este tipo de infidelidades. Pero, ¿qué pasa cuando la pareja se da cuenta de que se trata de una enfermedad? Por lo general, comienza a comprender que no es únicamente un problema de traición, sino que va mucho más allá y se da cuenta de que la adicción al sexo debe ser tratada como lo que es, una enfermedad que quien la sufre no la puede controlar.

El problema de la adicción al sexo es que se genera una conducta que por lo general te destruye pero también destroza a la pareja. Por ello, es necesario aceptarlo y tomar medidas.

Si tú eres la persona dañada, es lógico que te asalte la vergüenza y quieras callar lo que te ocurre, o ni siquiera sepas realmente qué te pasa. Esconder o negar la realidad o sentir humillación es algo habitual. Parece que no lo puedes comentar con nadie, que no te van a creer.

Soluciones antes de que ocurra lo peor

Lo más aconsejable es acudir a un especialista. Y si es necesario, acudir con tu pareja. Puede ser un tema realmente incómodo, pero necesitas un diagnóstico y un tratamiento. Sólo así, y dándole la seguridad a tu pareja de que lo que sientes es una enfermedad, podréis superar esta adicción.

Acudir a un psicoterapeuta especializado te ayudará a diagnosticar que realmente hay una pérdida en tu libertad y una dependencia del sexo para cubrir otros problemas ocultos. Lo principal, en este momento, es sincerarse si se sabe que existe un problema y poner todos los medios para solucionarlo.

En Impasse somos especialistas en el tratamiento de adicción al sexo en Madrid. Nuestro centro apuesta por las terapias individuales y exclusivas, respetando en todo momento su intimidad. Será atendido únicamente por Fernando Botana, un profesional de larga trayectoria ha dedicado su vida al estudio de la sexualidad y las conductas adictivas con respecto al sexo.

Si tienes un problema con el sexo, podemos ayudarte a recuperar la ilusión de vivir cada día como si fuera el primero de tu vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *