Ludopatía en jóvenes adolescentes

Fernando Botana Núñez

Facebook
Email
WhatsApp

Los juegos de azar se están convirtiendo en una actividad de ocio cada vez más frecuente entre adolescentes y jóvenes.

Durante los últimos años la demanda de servicios relacionados con juegos de azar se ha visto incrementada, debido en mayor medida al crecimiento del canal online (30,4%), gracias a la concesión de licencias para operar en línea. Por otro lado, los salones de juego y de apuestas deportivas son las vertientes de juego que más crecen (15,9% y 15,7%, respectivamente).

En la actualidad, la oferta no es solo muy elevada, sino que también es generalizada e indiscriminada. El control etario se ha demostrado que está siendo deficiente, ya que aunque la actividad se encuentra restringida para menores de edad, en muchas ocasiones estas restricciones pueden verse superadas con facilidad, ya sea optando por el canal online donde el control es más difícil. Está ampliamente constatado, que existe una relación entre la posibilidad de acceso con la aparición de problemas de juego patológico.

La proliferación de los juegos de azar, en los que el conocimiento o la habilidad pueden generar una cierta ventaja, han generado un mayor interés en adolescentes y jóvenes, introduciendo sesgos cognitivos pericia (“sesgo del experto”), lo que denota que no solo son un factor de riesgo sino que también son mantenedores de la adicción.

Los juegos de azar se han convertido en una actividad de entretenimiento más. Jóvenes y adolescentes, movidos por el placer que genera las ganancias, el contexto social, como un medio de escapar del control parental, por demostrar cierta pericia en acertar apuestas, por ejemplo en el deporte.

¿Cómo afecta esto a los jóvenes y adolescentes?

La frecuencia de juego en este grupo ha aumentado
considerablemente pudiéndose convertir en una adicción. Los comportamientos
adictivos generan experiencias de pérdida de control, dependencia psicológica,
dando lugar a síntomas de dependencia y deterioro de otras áreas familiar y
social. La elevada frecuencia de juego está relacionada con bajos rendimientos
académicos y baja consideración por las relaciones familiares.

La ludopatía reconocida como trastorno psicológico en el “Manual diagnóstico y estadístico de los
trastornos mentales
(DSM-IV)
posee una alta comorbilidad con otras sustancias adicticas como son el alcohol,
el tabaco, psicofármacos y cannabis.

La prevalencia en del juego patológico es particularmente
alta entre adolescentes comparada con los adultos.

La ludopatía es una adicción que requiere de un tratamiento especializado de la mano de psicólogos. La lucha continua por abandonar esta difícil adicción debe realizarse mediante el acompañamiento y seguimiento de expertos que conozcan las causas y los tratamientos necesarios para cada caso. En nuestra clínica de adicciones, creemos en la desintoxicación de ludópatas y en la rehabilitación de adictos al juego, por lo que, si buscas una solución a tu problema, al de un familiar o amigo, puedes contactar con nuestro equipo de especialistas para poner fin a esta adicción.

Solicite hoy su 1ª visita gratuita

Otros artículos sobre adicciones

4 motivos por los que dejar la cocaína

Según el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, España es el país donde más se consume cocaína. Unos tres millones de personas de entre 15 y 64 años consumen habitualmente esta droga en cualquiera de sus formas, ya sea esnifando una raya de cocaína, inyectándosela o colocando la sustancia en las encías.

cómo ayudar a un ludopata

¿Cómo ayudar a un ludópata?

Convivir con un ludópata o conocer a alguien cercano que sea adicto al juego no es nada sencillo. La desesperación e impotencia por no saber cómo ayudarle, además de su negativa a reconocer la existencia de un problema, suele causar graves discusiones que no hacen más que alejarnos de estos seres queridos.

Masturbación compulsiva: un posible síntoma de adicción al sexo

La masturbación es una actividad sexual completamente normal, a través de la que se consigue liberar el estrés, reducir la tensión y mejorar el estado de ánimo. Sin embargo, en ciertas personas esta práctica es realizada de forma tan continuada que finalmente no obtienen placer. Esto se conoce como masturbación compulsiva y podría ser un síntoma clave para detectar una posible adicción al sexo.

Fernando Botana

Fernando Botana

En Impasse, Fernando Botana atiende a las personas que vienen a tratarse de manera individualizada y exclusiva. Impasse Adicciones ofrece de esta manera un tratamiento de adicciones en Madrid con un altísimo porcentaje de adhesión por parte de pacientes que han fracasado con otros tratamientos.

Síguenos

Descarga nuestro Ebook

Descubre nuestro Ebook
"Cara a Cara con la vida. Desmontando la adicción"