Radiografía de una consulta por ludopatía

Fernando Botana Núñez

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Juan 22 años, acude a consulta acompañado por su madre, el padre está muy ocupado. Cuando les pregunto qué les ha traído a mi consulta la madre responde:

Menudo disgusto tenemos, sobre todo su padre que creía que lo de Juan era una mera distracción con el móvil y no semejante descalabro, está que se sube por las paredes. Ya sabíamos que el chico tenía problemas porque siempre ha estado metido en todos los líos, con 14 años le tuvimos que llevar al psiquiatra porque no era capaz de parar, de estarse quieto en casa un rato, y la cosa fue empeorando en broncas y gritos con su padre, y después desaparecía de casa incluso varios días, pero desde el confinamiento ha empeorado mucho, el caso es que yo le veía muy callado encerrado en su habitación también por la noche. Yo estoy muy preocupada porque no se a dónde puede llegar esto. En fin que ya se ha destapado todo, resulta que el chico está de deudas hasta arriba, incluso nos ha robado…, pero ¡cuéntaselo tu anda!”

Juan: (mira hacia el suelo en silencio) “No se…, todos mis amigos juegan, no se…, ni me he dado cuenta de cómo he llegado a esto, es por recuperar el dinero…, pero no he sabido parar, es verdad que ya no lo controlo, empecé ganando, era mi oportunidad de irme de casa y ser alguien, y lo tenía en el móvil, la ruleta, apostar y ganar… o perder claro, pero podía recuperarlo y volver a intentarlo. Lo que pasó es que nos encerraron en casa, me estaba volviendo loco, yo no se estar encerrado, tenía que hacer algo, intenté aprovechar la oportunidad y no he sabido parar lo reconozco, fui yo quien le pidió ayuda a mi madre, no quería que se enterara mi padre, ya no se qué hacer y necesito ayuda”.

“creía que lo de Juan era una mera distracción con el móvil”

 

¿Cómo distinguir una mera distracción de una adicción al juego?

La familia:

  • Mentiras constantes.
  • Robar dinero en casa o vender objetos.
  • No hablar y encerrarse en su habitación constantemente.
  • Disminuye el rendimiento escolar.
  • Se apartan de los amigos y familiares.
  • Está de mal humor a menudo

El paciente o ludópata:

  • Cada vez juego más cantidad de dinero.
  • El juego gana terreno en mi cabeza hasta que casi no pienso en otra cosa.
  • Intento controlarlo, juagar menos, pero me resulta imposible.
  • Después de perder siempre intento recuperarlo.
  • Cada vez engaño más y a más gente para jugar o para ocultar lo que me está pasando.
  • Si, por lo que sea, no puedo jugar me deprimo y me entra ansiedad.
  • Juego para escapar de mis problemas o para calmar mi ansiedad o depresión.
 
 

Yo estoy muy preocupada porque no se a dónde puede llegar esto

 

Consecuencias de la adicción al juego:

La familia:

  • Perdida de la confianza.
  • Sentimientos de impotencia y desesperación.
  • Aparición de otros conflictos familiares derivados de la crispación subyacente.
  • Incredulidad ante lo irracional del comportamiento del ludópata. Algunos miembros se apartan.
  • Pérdidas económicas derivadas del juego. Pagar deudas.
  • Vergüenza social y esconder el problema.
  • Pago del tratamiento.
 

El paciente o ludópata: “¿Cómo saber si soy adicto a las apuestas?”

  • Problemas económicos. (Suelen llevarle a pedir ayuda)
  • Problemas familiares, de pareja, y amigos. (Muchas veces son estos quienes le acompañan a pedir ayuda profesional)
  • Aislamiento o pérdida de relaciones.
  • Disminuye el cuidado personal y de salud
  • Graves problemas en el rendimiento laboral o académico.
  • Alteración del estado psicológico, posible depresión, ansiedad, irascibilidad, otros desequilibrios por la doble vida que llevan.
  • Normalmente se llega a esta situación por conflictos internos que quedan bloqueados o empeoran con el estrés generado.
 

“…todos mis amigos juegan…”

Prevalencia. ¿Quiénes son los más afectados?

El juego patológico online tiene una presencia entre los jóvenes 7 veces más elevada que entre los adultos. La amplia difusión del juego de apuestas deportivas online ha facilitado o provocado el aumento de esta problemática entre los adolescentes (-16 años-), la publicidad generalizada les hace creer que esta actividad está bien vista o normalizada por los adultos entre los que se encuentran los padres.

Los adolescentes a los que se les transmite en casa la peligrosidad del juego tienen menores posibilidades de caer en una adicción.

EL uso generalizado y frecuentemente abusivo o adictivo que se hace de los móviles es un facilitador de este problema de adicción al juego en adolescentes.

 

¿Cómo ayuda Impasse a sus pacientes a superar la adicción al juego?

Apostamos por ofrecer un trato confidencial, cercano y exclusivo. Las terapias son individuales y completamente personalizadas; tenemos en cuenta la intimidad hasta el punto de que el paciente se encontrará en un ambiente de extrema confidencialidad.

Dos aspectos se tratarán al mismo tiempo:

  1. Hay que detener la conducta de jugar.
  2. El paciente debe entender qué le ha sucedido en su vida para llegar a esta situación, conocer que ha fallado para que perdiera el control de esta manera.

Impasse Adicciones a través de Fernando Botana, director y fundador, le invita a acudir a una entrevista gratuita en la que podrá ver cómo es su conducta de juego, que alcance o nivel problemático tiene en su vida, cómo es el trato y el tratamiento de adicción al juego Madrid en Impasse Adicciones donde le recibirá Fernando Botana personalmente.

 

Solicite hoy su 1ª visita gratuita

Otros artículos sobre adicciones

hombre adicto mirando una copa

¿Adicto para siempre?

La persona sana obtiene placer en conseguir estabilidad y en luchar por su reconquista si la pierde, aprende a conocer sus fragilidades.

La persona que no ha sido adicta nunca se esfuerza por superar los problemas inherentes a la vida, y en ese empeño encuentra un placer a medio y largo plazo.

ADICCIÓN AL JUEGO ONLINE

La ludopatía crece cada vez más entre los jóvenes. Casas de apuestas, juegos online… Ayuda a tus hijos a evitar entrar en el círculo vicioso de la adicción al juego.

¿Problemas con tu sexualidad?

¿Problemas con tu sexualidad?

Impasse Adicciones es un centro de tratamiento de adicciones en Madrid y diseñamos planes enfocados en la historia personal de cada paciente

Fernando Botana

Fernando Botana

En Impasse, Fernando Botana atiende a las personas que vienen a tratarse de manera individualizada y exclusiva. Impasse Adicciones ofrece de esta manera un tratamiento de adicciones en Madrid con un altísimo porcentaje de adhesión por parte de pacientes que han fracasado con otros tratamientos.

Síguenos

Descarga nuestro Ebook