¿Cómo saber si soy adicto a las drogas?

Fernando Botana Núñez

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

1- El origen más profundo de la adicción

Muchas veces nos preguntamos cuales son las causas para que una persona se convierta en un adicto. Si conociéramos esas causas que producen la adicción podríamos intervenir preventivamente y evitar mucho sufrimiento.

El ser humano tiene un sentimiento no consciente de que le falta algo, un sentimiento de carencia dolorosa, de vacío que solo puede calmarse con la sensación clara de pertenencia, o integración al universo o a la vida a través de la unión afectiva con un otro o un grupo, este sentimiento podríamos llamarlo sentimiento de sociabilidad innata o apego, una necesidad, un impulso a unirnos con otros, principalmente siguiendo un instinto evolutivo de seguridad. (Inspirado en el “sentimiento de anhelo” de Joan Coderch)

Este ser humano incompleto, que siente la falta de algo casi como un dolor, buscará calmar este dolor por dos vías principalmente:

  • Persiguiendo conseguir logros y formar parte de un vínculo afectivo.
  • Calmando ese dolor, esa carencia, ese anhelo, con el consumo de drogas o las conductas adictivas

¿Qué camino seguirá un adolescente en su crecimiento? Dependerá del contexto intersubjetivo, de las interacciones familiares en las que se haya desarrollado su infancia tal y como mostraré en las escenas que describo más abajo, escenas que solo son una muestra de otras posibles.

Los adictos en su intento de calmar el dolor que sienten ante la dificultad de satisfacer su gran anhelo, su deseo o necesidad de integración o pertenencia, utilizan el consumo para calmar ese dolor y así sentirse de alguna manera poderosos hasta el punto de ya no desear ni anhelar, sino solo querer gozar.

2-Escenas de familia.

Voy a describir algunas situaciones familiares favorables o facilitadoras de la gestación de un adicto:

-Una familia cuya madre (suelen ser las madres más que los padres) utiliza a su hijo como eje o sostén de su vida, como contenedor de sus angustias para evitar su propia problemática que puede ser de soledad por pérdida o ausencia de la pareja, de vacío existencial cuando el hijo va creciendo, etc.

Suele ser la madre la que cae en el siguiente discurso interno inconsciente:

Tengo la necesidad de que mi hijo me necesite para que mi vida tenga sentido, no sería nadie sin él

En estos casos la vida de la madre cobra sentido en relación con el cuidado del hijo (adicto). Sin que la madre lo sepa, la adicción de su hijo es necesitada inconscientemente para poder cuidar de él y evitar su soledad o vacío existencial, la consecuencia de esta actitud es la anulación de los recursos del hijo para salir de, o evitar la adicción.

Estas madres (repito, suelen ser madres creadoras de co-dependencia) necesitan que su hijos las necesiten. Son fundamentalmente sobreprotectoras. De manera inconsciente la madre necesita de la adicción de su hijo para continuar cuidando de él y así no quedar sola frente a sus angustias (de soledad, depresión, vacío existencial, etc)

El hijo es incapacitado e invalidado para cuidar de sí mismo y no puede desarrollar su personalidad. Siente que no puede cuidar de sí mismo, que necesita de alguien para vivir, él no es nadie sin ese otro (pero tiene la droga).

-Padres distantes y fríos que no pudieron dar la oportunidad de ser niño a su hijo, no pudieron darle el espacio y el calor de tener una infancia, cargándole de responsabilidades de adulto, haciéndole confidente de las cosas de adulto sin jugar nunca con él, o simplemente abandonándole a cumplir con las obligaciones sin atención.

Este niño va al colegio solo o acompañado por una cuidadora, vecina o hermano mayor, los padres no van a sus partidos deportivos ni están para atender sus conflictos que van desplazándose hacia dentro sin afrontarse. Esta situación arrincona al niño hacia un lugar de exclusión donde la droga será un compañero.

En este caso el hijo buscará integrarse en el grupo que se droga para sentir familia.

 

3- “Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos”, es una frase con validez universal, los padres que he descrito anteriormente son personas que no pudieron hacerlo mejor, que dieron todo lo que tenían, que ellos mismos habían recibido enormes carencias afectivas en su infancia y por lo tanto no habían desarrollado esa capacidad en el ejercicio de la paternidad o maternidad.

Es importante recalcar que esto no es un juicio a las madres o a los padres, sé que pueden ser declaraciones muy duras y difíciles de leer para la familia, pero también tengo la esperanza de poder facilitar un mayor entendimiento de estas situaciones atascadas y bloqueadas durante años y años en la vida de una familia con un problema de adicción.

Conclusiones.

Es cierto que no todos los niños que han tenido situaciones familiares adversas han desarrollado una adicción, pero si que todos los adultos adictos han tenido adversidades de esta índole en su infancia.

Por eso no es predictivo saber que una persona ha tenido una infancia difícil para predecir una adicción. Pero será muy importante a la hora de tratar una adicción entender que esa adicción está cumpliendo una función compensatoria del malestar de fondo originado en su infancia para abordarlo en el tratamiento.

La adicción no es algo a lo que una persona decide llegar, no es un camino elegido, es una respuesta al dolor emocional causado por una infancia difícil. Nadie elige sufrir.

Si usted cree que su hijo o algún familiar puede estar padeciendo este tipo de problemas, no dude en ponerse en contacto con nosotros, pues somos profesionales expertos en el tratamiento de adicciones Madrid con más de 30 años de experiencia.

Puede reservar su primera visita gratuita haciendo clic en el botón “Reservar Cita” o llamando por teléfono al 667 73 81 89

Impasse Adicciones. Tratamiento de las Adicciones en Madrid

Solicite hoy su 1ª visita gratuita

Otros artículos sobre adicciones

Entrevista

Entrevista a Fernando Botana​

En esta entrevista, nuestro director, Fernando Botana, comparte con la Asociación AEPSIS diferentes claves respecto a la dependencia emocional. En la entrevista, el psicólogo nos cuenta cómo las personas dependientes emocionales actúan, se comportan y sus rasgos de la personalidad. ¿Cómo evolucionan estas personas a lo largo de su tratamiento para la dependencia emocional?

Dependencia Emocional 2

Dependencia emocional: Codependencia

Dependencia Emocional y Codependencia Será esclarecedor reflexionar un poco sobre los términos Dependencia Emocional” y “Codependencia” y su uso habitual. Son términos

Fernando Botana

Fernando Botana

En Impasse, Fernando Botana atiende a las personas que vienen a tratarse de manera individualizada y exclusiva. Impasse Adicciones ofrece de esta manera un tratamiento de adicciones en Madrid con un altísimo porcentaje de adhesión por parte de pacientes que han fracasado con otros tratamientos.

Síguenos

Descarga nuestro Ebook