,

Efectos del consumo de alcohol a largo plazo en personas dependientes

La cantidad y la frecuencia con la que una persona consuma alcohol, es realmente lo más importante a la hora de determinar los efectos a largo plazo que provoca la bebida en nuestro organismo. Pero si partimos de una dependencia del alcohol y un consumo considerado de riesgo, los efectos a futuro son mucho mayores y nada buenos.

¿Quieres saber cómo afecta a largo plazo el alcohol en tu organismo?

Efectos del consumo de alcohol: Trastornos emocionales

El consumo excesivo de alcohol está muy relacionado con algunas enfermedades y trastornos emocionales, como la depresión o la ansiedad. ¿Por qué pasa esto?

El motivo es sencillo: ingerir alcohol con demasiada frecuencia, altera los niveles de serotonina en el cerebro, de hecho los disminuye. La serotonina es un neurotransmisor encargado de regular el estado de ánimo, y si lo hacemos disminuir, favorece la aparición de todo tipo de trastornos emocionales en la persona.

 

efectos del consumo de alcohol

 

Efecto del consumo de alcohol en el cerebro

En adolescentes puede frenar el desarrollo cerebral destruyendo neuronas, y en la edad adulta también afecta. El consumo en altas dosis impide el crecimiento de nuevas células y reduce en número de neuronas del cerebro en ciertas áreas concretas, sobre todo en lo que se llama ‘el cableado’ del sistema nervioso.

También afecta al hipocampo, que está encargado de la memoria. Si te emborrachas frecuentemente puedes llegar a dañar tu cerebro de forma permanente.

Efecto del consumo de alcohol en el organismo

Los efectos en los órganos de tu cuerpo también se pueden manifestar con el tiempo. Puedes sufrir diferentes enfermedades, algunas de ellas muy graves.

  • Una de las más comunes es la pancreatitis aguda, que puede derivar en la muerte.
  • El cáncer de estómago es otra grave enfermedad relacionada con el consumo excesivo de alcohol, pero no es el único cáncer: el de esófago y el cáncer hepático son otras dos graves enfermedades relacionadas directamente con el consumo.
  • La hepatitis alcohólica surge debido a la destrucción celular. Con el tiempo, el hígado evoluciona para adaptarse a la sobrecarga metabólica (hígado graso) y es cuandi puede llegar a la hepatitis y después a la cirrosis hepática. Esto degenera el órgano y puede acabar con un cáncer de hígado.
  • Anemia: la anemia puede llegar debido a que reduce los niveles de vitamina B12 en el organismo, y del ácido fólico.
  • Además de todos estos efectos, hay muchos más: disfunción eréctil e infertilidad, diabetes, mayor riesgo de infecciones bacterianas, hipertensión, arritmia cardiaca, úlceras en el estómago, ictus

tratamiento del alcoholismo

 

Efectos del consumo de alcohol: problemas sociales

Por desgracia, los efectos en el organismo no son los únicos. Además de graves problemas de salud, pueden darse muchos otros problemas a nivel social con tu entorno.

Una adicción al alcohol puede provocar que pierdas el trabajo, o que tengas problemas en tu familia. Discusiones, alteración de la percepción de la realidad, comportamientos depresivos o violentos… Como has podido ver, el consumo excesivo de alcohol alargado en el tiempo es una bomba de relojería. Además, muchos de sus efectos no se pueden reparar aunque pares el consumo. Los daños cerebrales, por ejemplo, son irreversibles aunque hayas dejado de consumir alcohol.

Llegar a tener un alzheimer precoz o enfermedades como la depresión, o un cáncer, son efectos demostradamente motivados por una ingesta de alcohol excesiva. No son sólo os efectos de ‘la borrachera’ del momento.

En Impasse somos expertos en el tratamiento de la adicción al alcohol en Madrid y ofrecemos un servicio exclusivo e individualizado que ayuda al paciente no solo a recuperarse de su adicción al consumo de alcohol, sino a comprender las causas que le han llevado a esa situación y evitar una nueva recaída.

Si tienes un problema con el alcohol, podemos ayudarte a recuperar la ilusión de vivir cada día como si fuera el primero de tu vida.

, ,

Cómo las drogas desmoronan tu vida poco a poco: efectos del consumo

Todos los años contemplamos como aumenta el consumo de estupefacientes, a pesar de la cantidad de la información con la que contamos. Nuevos perfiles de consumidor de drogas, nuevas sustancias ilegales en el mercado, pero un punto en común que no pasa de moda: adicciones que comienzan a controlar tu vida y la van destruyendo poco a poco.

Leer más

, ,

Cómo la adicción al cannabis controla tu vida sin que te des cuenta

El consumo prolongado de marihuana tiene como todas las sustancias ilegales un problema fundamental: acaba por dominar la vida del dependiente poco a poco, sin que este se dé cuenta. Un dato: aproximadamente uno de cada cinco españoles ha probado alguna vez la marihuana y su expansión entre la población adolescente se ha duplicado en el último año. A pesar de la normalización del consumo, los efectos del consumo continuado de Marihuana pueden ser peligrosos.

Leer más

, ,

Huir de la drogodependencia o cómo volver a dominar tu vida

Según la Organización Mundial de la Salud las drogas son “todas las sustancias que introducidas en el organismo por cualquier vía de administración, producen una alteración, de algún modo, del natural funcionamiento del sistema nervioso central”. Partiendo de esta definición comprobamos que es más sencillo de lo que parece perder el control de nuestra vida.

Leer más

, ,

Cocaína y salud: los efectos más severos de la adicción

La cocaína es un producto obtenido de la planta de la coca. Es estimulante y adictivo y afecta de manera directa al cerebro. Aunque de manera habitual es consumida a través de las fosas nasales, esta droga también puede ser inhalada. A los efectos nocivos de la sustancia  en sí, se unen la peligrosidad de los elementos con las que la cocaína se fabrica y se mezcla ( talco, cafeína, anfetaminas, gasolina, etc…)


¿Qué siente una persona al consumir cocaína?

El consumo de cocaína aumenta los niveles de dopamina, el neurotransmisor responsable de los efectos placenteros y los episodios de euforia que el cerebro libera de forma natural cuando realizamos actividades como pueden ser el sexo, la comida o la lucha.

Los adictos a la cocaína refuerzan ese sentimiento de gozo en el sistema de ‘recompensa’ del cerebro cada vez que consumen. Por ello, aunque no se realice de manera continuada desarrolla cambios trascendentales en la persona que necesitará aumentar las dosis para experimentar placer o incluso sentirse ‘normales’.

Y es precisamente esa necesidad de ‘normalidad’ la que se convierte en un serio problema. Porque el consumo acaba convirtiéndose en un refugio o en una pseudo-solución a los diferentes conflictos de la vida.

Efectos del consumo de cocaína a corto plazo

El consumo de cocaína a corto plazo tiene consecuencias tanto para el adicto a la sustancia como para su entorno más cercano. Por un lado, la frecuencia incrementada de comportamientos peligrosos o extraños, la apatía o la irritabilidad forman parte del día a día. A esto hay que sumarle la pérdida del interés por los pequeños planes o los quehaceres cotidianos. El resultado es más que evidente: una desunión inmediata con las personas que antes formaban parte de su vida.

Asimismo, hay algunas secuelas generales que suelen darse en todos los consumidores de cocaína. Entre las más destacadas se encuentran la pérdida del apetito, el aumento del ritmo cardiaco, de la presión sanguínea y de la temperatura corporal. También el incremento del ritmo respiratorio, el trastorno en los hábitos del sueño o las náuseas por hiperestimulación.

También la conducta se ve trastocada en el corto plazo con secuelas que deben ser tratadas por profesionales. Ansiedad, paranoia, irritabilidad, pánico, psicosis, desorientación, agotamiento confusión o depresión, son solamente algunos de los inconvenientes de la larga lista.

Tratar de justificar el consumo de cocaína pensando que solamente se va a realizar una toma, es un problema generalizado. Los adictos a la cocaína tienden a pensar que ‘controlan’ pero una sola consumición puede provocar tolerancia y adicción. Además de problemas sexuales o la muerte repentina tras convulsiones.

Efectos del consumo de cocaína a largo plazo

Bajo esa falsa apariencia de control, el consumo va aumentando. Pasando en muchas  ocasiones del consumo en grupo a la toma en solitario.

Entre las consecuencias a largo plazo se encuentran los daños permanentes en el sistema circulatorio del corazón y cerebro. Estos pueden ocasionar ataques al corazón, apoplejía o la muerte por daño renal.

El deterioro progresivo de la memoria que lleva a la confusión y disminución del intelecto del adicto o la falta de consciencia.

Pero hay que destacar algo fundamental: la variante a la hora de consumir también tiene consecuencias nefastas. Si la cocaína es inhalada es muy probable la destrucción de los tejidos nasales. Si se fuma puede llevar a fallos respiratorios, enfermedades infecciosas, pérdida de peso, grave deterioro de los dientes o alucinaciones.

El consumo de cocaína afecta: a todos

Cómo hemos podido comprobar una adicción puede ser catastrófica para los adictos. Dejan de lado su vida social y familiar, aunque son muchos los que terminan también teniendo problemas laborales.

La vida de los consumidores se empobrece, tanto a nivel cognitivo, afectivo, como en términos económicos. Lo que provocaba un sentimiento de evasión acaba por convertirse en un problema añadido a su día a día.

Gracias a nuestros 30 años de experiencia, hemos desarrollado un tratamiento completo para retomar el control real de las personas que padecen esta adicción.

Si quiere saber cómo en Impasse tratamos a las personas, solicita ahora una primera consulta gratuita.