Entradas

,

La ludopatía crece cada vez más entre los jóvenes: evita caer en ella

La enfermedad de la ludopatía siempre había estado ligada a personas de cierta edad, a casinos y a bingos. Pero con el paso del tiempo los perfiles han cambiado. Actualmente la ludopatía crece entre los más jóvenes y ha pasado al mundo online.

Se ha detectado que casas de apuestas cada vez proliferan más por las calles y sobre todo en barrios humildes, algo que parece estar ligado al paro y la crisis. Pero, ¿sabes qué influencia está teniendo también la proliferación de juegos de azar online?

Nuevas tecnologías al servicio del juego

Los perfiles de los jugadores online no están delimitados, pero cada vez hay más gente joven “enganchada”, incluso menores de edad que en teoría no están autorizados a participar en este tipo de servicios en la red.

Las tecnologías han llegado también al campo de los juegos de azar, sirviéndose también de una eficaz publicidad.

Causas del aumento de adictos

Según los últimos datos hechos públicos por el Gobierno de España y que recoge el diario El Economista, el número de adictos a los juegos on line ha crecido un 34% en solo un año. Una de las principales causas del aumento de adictos es la facilidad e inmediatez de poder acceder a los juegos de azar online. Con un simple smartphone, un portátil o una tablet, en pocos segundos se puede estar conectado a la red y jugando en línea.

Además en los últimos tiempos se han multiplicado las promociones y el marketing respecto a los juegos online. No es raro ver anuncios en televisión en los que famosos o deportistas animan a participar en juegos online. Esto, unido a caracteres impulsivos de potenciales jugadores, parece ser una de las causas del aumento de esta adicción.

La accesibilidad desde casa y desde el anonimato multiplican las probabilidades de que jugar online acabe siendo un problema.

¿Cómo saber si estás enganchado?

Una de las pautas de comportamiento que más puede ser clave para diagnosticar una adicción al juego online, es el hecho de cada día apostar un poco más.

Tener una situación económica en la que estos gastos no resultan saludables, además de una falta de autocontrol, son síntomas a tener en cuenta. Saber que estás jugando sin que debieras hacerlo (por causas económicas o de insatisfacción) deberían ponerte en alerta.

Si además mientes a tus allegados o pones en peligro relaciones personales (o incluso el trabajo), es más que evidente que puedes estar en un comportamiento de riesgo, o ya estar inmerso en la adicción al juego online.

No poder controlar tu conducta respecto al juego online, ya es motivo más que suficiente para buscar ayuda, y que las personas de tu entorno acepten y entiendan que tienes un problema.

El juego online es la llamada ‘ludopatía del siglo XXI’, y puede llegar a destrozar la vida de una persona o de una familia.

Las apuestas online resultan muy atractivas por la facilidad de acceso a ellas, y por la imagen de facilidad y de triunfo que los medios y la publicidad nos venden. Pero lo cierto es que, aunque sea de pequeña apuesta en pequeña apuesta, pueden llegar a generar un gran agujero económico.

Por eso hay que tener en mente siempre el peligro de sencillamente entrar en el juego. Una simple apuesta de un día puede llevarnos a un agujero sin retorno. Por eso, lo ideal es directamente evitar este tipo de ‘entretenimiento’ o manera de creer que vamos a ganar dinero fácil. Antes de apostar online, ¡piénsatelo dos veces! Puedes ahorrarte muchos problemas futuros.

¿Cómo recuperarse de una adicción al juego?

Reconocer que se es adicto al juego y ser conscientes de los riesgos y dificultades que esta adicción está generando en la persona, suele ser el primer paso antes de solicitar ayuda psicológica.

En Impasse somos expertos en el tratamiento de adicción al juego en Madrid, y aplicamos terapias efectivas que evitan al máximo las posibles recaídas. La terapia aplicada por Fernando Botana consigue que la adicción al juego se supere en el 100% de los casos que siguen el tratamiento.

Contacte con nosotros para volver a recuperar el control de su vida o ayudar a que lo logre su familiar

,

La obsesión por el sexo, un problema del siglo XXI

Lo normal del sexo es que suponga placer, ternura, intimidad o estabilidad con la pareja. Pero en ocasiones, determinadas actitudes sexuales suponen una falta de libertad que puede derivar en problemas serios. Hablamos de la adicción al sexo. De personas que contemplan el erotismo como una forma calmarse y de evadirse de los problemas cotidianos. O que buscan en las relaciones sexuales una intimidad afectiva que les falta en su día a día.

Leer más

, , ,

Reconoce tu adicción al juego y gana la partida

Si admitir una adicción siempre conlleva dificultades, la ludopatía juega en otra liga. En incontables ocasiones ni el propio afectado, ni la familia, ni el entorno más cercano sospechan del problema.


El juego engancha porque se pierde la lógica

El cerebro entra en una dinámica muy excitante que provoca expectativas engañosas. Primer problema: a partir de la desesperación por las pérdidas se produce una confusión cognitiva que hace que la mente del jugador tienda a pensar que va a ganar una cantidad ingente o al menos, a restaurar las pérdidas.

A pesar de que la relación entre problemas financieros y adicción al juego no tienen porqué estar unidas, lo más habitual es que acabe afectando de manera directa a la economía familiar.

Las pequeñas deudas comienzan a acumularse y se vuelven cifras importantes. Mientras la familia sufre un doble disgusto: hacer frente a las deudas económicas que el ludópata ha dejado y enfrentarse al problema de la adicción al juego del integrante de la unidad familiar.

La dificultad de comprender que la adicción al juego se ha convertido en una patología también complica el desenlace. Normalmente los familiares suelen darse cuenta del problema cuando el paciente ya se encuentra en una fase avanzada.

 

Juegos casino

 

El ludópata: un jugador que no se da por vencido

Aunque los familiares confíen en los aparentes intentos de control del adicto, lo cierto es que éste, más que intentar dejarlo, suele buscar algún tipo de estratagema para recuperar el dinero que ha perdido en apuestas anteriores.

Esto provoca un aislamiento, un abandono de las responsabilidades, alteraciones del estado de ánimo donde confluyen inquietud, angustia, irritabilidad, ansiedad o depresión con euforia y felicidad. Y en los casos más extremos puede incluso llegar a repercutir en el entorno laboral del adicto.

En resumen, las complicaciones económicas y de la propia adicción suelen estar entremezcladas con una serie de problemas personales.

El rechazo social que todavía provoca la ludopatía suele derivar en sentimiento de vergüenza. Y hay que tener en mente una cuestión fundamental: es muy difícil salir de esta tendencia destructiva si no se solicita la ayuda de un especialista.

 

Ludopatía en casino

 

Gracias a Impasse puedes ganar la batalla a los problemas con el juego. Nuestra terapia es  individual y exclusiva y evita al máximo posibles recaídas. No nos centramos exclusivamente en la adicción, trabajamos con los pacientes para identificar la raíz de esta problemática.

Si tienes un problema con el juego o conoces a alguien que tenga este problema, busca ayuda profesional.

“Planta cara y hazle un jaque mate a la ludopatía”