Entradas

, , ,

Esto es lo que te pasa al dejar de beber alcohol

No sé si has oído hablar del Dry January (Enero Seco), que tanto de moda se ha puesto en Inglaterra y EEUU. Este reto consiste, cuando finalizan las navidades, en dejar de beber alcohol, es decir, en reducir el consumo de alcohol a cero durante todo el mes tras los atracones típicos de estas fechas.

Pero lejos de retos puntuales, lo que está claro es que dejar de beber alcohol si eres consumidor habitual, y sobre todo de riesgo, conlleva unos cambios muy positivos en tu organismo y tu vida diaria que no estaría de más conocer.

El impacto positivo en el sistema cardiovascular

Cuando dejas de beber, le das un respiro a tu corazón y a tus arterias. El consumo habitual de alcohol puede provocar problemas en el sistema cardiovascular, como tensión alta, ritmo cardiaco anormal e incluso aumenta los riesgos de sufrir un infarto.

Dejar de beber alcohol hará sentir mejor a tu corazón, y esto se puede multiplicar si llevas una alimentación sana y haces algo de ejercicio.

Mejora tu salud mental

El consumo de alcohol de manera habitual sorprendentemente tiene consecuencias graves en tu salud mental.

Aunque a corto plazo reproduzca sensaciones de bienestar, euforia, etc., a medio y largo plazo está relacionado con problemas como la depresión. ¿Por qué ocurre esto?

Puede provocarte ansiedad y problemas a la hora de gestionar el estrés, porque el consumo habitual y excesivo de alcohol obstaculiza los neurotransmisores que necesita el cerebro para tener una adecuada salud mental.

Así, al dejar de beber alcohol o reducir considerablemente el consumo, notarás una mejoría no sólo física sino también mental.

Dormirás mejor

Directamente relacionado con sentirnos mejor, está un buen descanso. Está de sobre demostrado por varios estudios que reducir o eliminar el consumo de alcohol mejora la calidad del sueño.

Esto se traduce en sentirte mejor, con más fuerzas y encarar el día con un mejor ánimo.

Recupera tu hígado y tus riñones

Estos órganos son unos de los que más sufren con la ingesta continuada de alcohol. El hígado en concreto es el encargado de filtrar la sangre que sale del tubo digestivo. Cuando ingieres alcohol, el hígado es el órgano encargado de hacerlo desaparecer de la sangre, con el consiguiente sobre esfuezo que conlleva.

En el caso del filtrado que hacen los riñones, se trata de filtrar la sangre para producir orina y eliminar así deshechos. Este proceso conlleva medir si hay que liberar o retener agua.

Los riñones regulan la cantidad de agua en el cuerpo y el alcohol entorpece dicha función. Además, como el alcohol aumenta la carga de trabajo del hígado, los riñones se ven obligados a “trabajar más para compensar”. Beber menos o dejar de beber recuperará tus riñones.

Adelgazarás

El consumo elevado de alcohol está directamente relacionado en cómo el organismo gestiona la insulina. El consumo de alcohol lleva a sufrir resistencia a la insulina o insulinorresistencia.

Esto ocurre cuando el organismo no reacciona a la insulina, que es la hormona que segrega el páncreas para distribuir la glucosa en las células y que permite tener bajo control los niveles de azúcar en la sangre.

En el caso de sufrir de esta deficiencia, puedes llegar a desarrollar diabetes del tipo 2, algo que evitarás si dejas de consumir alcohol.

Pero además, la ingesta calórica que va de la mano del consumo de alcohol es realmente importante, por lo que evitar su consumo se verá reflejado en tu peso. Además, reducirás tu nivel de colesterol.

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer

Un informe de la Sociedad Americana de Oncología advierte de que beber alcohol, aunque sea en pocas cantidades, aumenta el riesgo de cáncer. Por lo cual es evidente que reducir su consumo nos puede ayudar a llevar una vida más saludable.

¿Cómo ves la mejoría en tu vida si dejas de consumir alcohol? Sin duda los cambios son más que relevantes.

Tratamiento para dejar de beber

En Impasse Adicciones somos conscientes de la aceptación que tiene el consumo de alcohol en nuestras sociedad y de las dificultades para saber cuándo se sobrepasa la línea del consumo por ocio al consumo peligroso. Cuando el alcohol comienza a gobernar la vida del paciente, afectando a su estado de ánimo, a sus relaciones y a su salud es hora de tomar medidas.

Reconocer la adicción al alcohol es el primer paso para iniciar un proceso de recuperación. En Impasse Adicciones, Fernando Botana profundiza en las causas que le han llevado de manera personal a abusar de la bebida. Este proceso consolida y garantiza que la abstinencia sea la definitiva.

El alcohol destruye la vida de las personas en todos los sentidos: salud, relaciones personales y trabajo. No destroce su vida. Tratamiento del alcoholismo en Madrid: más de 30 años haciendo frente y venciendo a la adicción al alcohol

 

,

Efectos del consumo de alcohol a largo plazo en personas dependientes

La cantidad y la frecuencia con la que una persona consuma alcohol, es realmente lo más importante a la hora de determinar los efectos a largo plazo que provoca la bebida en nuestro organismo. Pero si partimos de una dependencia del alcohol y un consumo considerado de riesgo, los efectos a futuro son mucho mayores y nada buenos.

¿Quieres saber cómo afecta a largo plazo el alcohol en tu organismo?

Efectos del consumo de alcohol: Trastornos emocionales

El consumo excesivo de alcohol está muy relacionado con algunas enfermedades y trastornos emocionales, como la depresión o la ansiedad. ¿Por qué pasa esto?

El motivo es sencillo: ingerir alcohol con demasiada frecuencia, altera los niveles de serotonina en el cerebro, de hecho los disminuye. La serotonina es un neurotransmisor encargado de regular el estado de ánimo, y si lo hacemos disminuir, favorece la aparición de todo tipo de trastornos emocionales en la persona.

 

efectos del consumo de alcohol

 

Efecto del consumo de alcohol en el cerebro

En adolescentes puede frenar el desarrollo cerebral destruyendo neuronas, y en la edad adulta también afecta. El consumo en altas dosis impide el crecimiento de nuevas células y reduce en número de neuronas del cerebro en ciertas áreas concretas, sobre todo en lo que se llama ‘el cableado’ del sistema nervioso.

También afecta al hipocampo, que está encargado de la memoria. Si te emborrachas frecuentemente puedes llegar a dañar tu cerebro de forma permanente.

Efecto del consumo de alcohol en el organismo

Los efectos en los órganos de tu cuerpo también se pueden manifestar con el tiempo. Puedes sufrir diferentes enfermedades, algunas de ellas muy graves.

  • Una de las más comunes es la pancreatitis aguda, que puede derivar en la muerte.
  • El cáncer de estómago es otra grave enfermedad relacionada con el consumo excesivo de alcohol, pero no es el único cáncer: el de esófago y el cáncer hepático son otras dos graves enfermedades relacionadas directamente con el consumo.
  • La hepatitis alcohólica surge debido a la destrucción celular. Con el tiempo, el hígado evoluciona para adaptarse a la sobrecarga metabólica (hígado graso) y es cuandi puede llegar a la hepatitis y después a la cirrosis hepática. Esto degenera el órgano y puede acabar con un cáncer de hígado.
  • Anemia: la anemia puede llegar debido a que reduce los niveles de vitamina B12 en el organismo, y del ácido fólico.
  • Además de todos estos efectos, hay muchos más: disfunción eréctil e infertilidad, diabetes, mayor riesgo de infecciones bacterianas, hipertensión, arritmia cardiaca, úlceras en el estómago, ictus

tratamiento del alcoholismo

 

Efectos del consumo de alcohol: problemas sociales

Por desgracia, los efectos en el organismo no son los únicos. Además de graves problemas de salud, pueden darse muchos otros problemas a nivel social con tu entorno.

Una adicción al alcohol puede provocar que pierdas el trabajo, o que tengas problemas en tu familia. Discusiones, alteración de la percepción de la realidad, comportamientos depresivos o violentos… Como has podido ver, el consumo excesivo de alcohol alargado en el tiempo es una bomba de relojería. Además, muchos de sus efectos no se pueden reparar aunque pares el consumo. Los daños cerebrales, por ejemplo, son irreversibles aunque hayas dejado de consumir alcohol.

Llegar a tener un alzheimer precoz o enfermedades como la depresión, o un cáncer, son efectos demostradamente motivados por una ingesta de alcohol excesiva. No son sólo os efectos de ‘la borrachera’ del momento.

En Impasse somos expertos en el tratamiento de la adicción al alcohol en Madrid y ofrecemos un servicio exclusivo e individualizado que ayuda al paciente no solo a recuperarse de su adicción al consumo de alcohol, sino a comprender las causas que le han llevado a esa situación y evitar una nueva recaída.

Si tienes un problema con el alcohol, podemos ayudarte a recuperar la ilusión de vivir cada día como si fuera el primero de tu vida.

,

Cuando la adicción al alcohol requiere de ayuda profesional: Efectos a corto y largo plazo de la adicción al alcohol

El abuso del alcohol tiene efectos negativos y empobrecen la calidad de vida del dependiente en todos los sentidos. Una de las pruebas infalibles para ver que nos enfrentamos a un caso de alcoholismo es el consumo excesivo. Pero la normalización social ha conseguido que se pase por alto. Al menos, hasta que la bebida comienza a hacer estragos en la vida del afectado.

Leer más