TRATAMIENTO PARA LA ADICCIÓN A LA COCAÍNA MADRID

Expertos en el tratamiento para dejar la cocaína

En Impasse, enfocamos la terapia y tratamiento de adicción a la cocaína desde una doble vertiente:

  • En primer lugar, ofrecemos ayuda terapéutica para detener el consumo de cocaína. 
  • Y por otro, se propone afrontar de forma personal todos aquellos aspectos de la vida que estén generando algún tipo de angustia.

✓ Sesiones individualizadas

✓ 35 años de experiencia

✓ 1ª Cita gratis

✓ Psicólogos expertos

Reproducir vídeo

Fernando Botana. Psicólogo y Fundador de Impasse Adicciones

Tratamiento de adicción a la cocaína adaptado a las necesidades y características de cada paciente

¿Cómo trabajamos?

Las personas que tienen adicción a la cocaína, normalmente, no suelen reconocer dicha adicción. Es posible que no esté consumiendo de forma continua y no tenga un claro síndrome de abstinencia. Y además no se sentirá señalado como drogadicto por la sociedad.

Aún cuando acepte que necesita ayuda profesional para tratar su adicción, puede que no se considere un drogadicto al uso, y muy probablemente no querrá mezclarse con otros afectados para asistir a terapias de grupo. Por ese motivo:

  • En Impasse nos esforzamos por conocer tanto lo que los pacientes necesitan individualmente, como aquello que no quieren. Y sabemos que si esto no se tiene en cuenta la terapia está condenada al fracaso.
  • Apostamos por ofrecer un trato confidencial, cercano y exclusivo.

Por tanto, nuestras terapias y tratamientos contra la adicción a la cocaína son individuales y completamente personalizadas. Con nuestro Tratamiento de adicción a la cocaína en Madrid tenemos muy en cuenta la intimidad, hasta el punto de procurarle un espacio tranquilo sin señales de identificación.

Reproducir vídeo

Fernando Botana. Psicólogo y Fundador de Impasse Adicciones

No solo se trata de dejar de consumir, sino de determinar las causas que llevaron a la adicción y conocer la función que desempeña la cocaína en la vida del paciente

Nuestros tratamientos

tratamiento adicciones madrid

Tratamiento Ambulatorio

- Tratamiento de adicción a la cocaína en Psicoterapia Individual

(1 sesión a la semana)

– Pacientes que están decididos a intentar parar el consumo continuando con su vida cotidiana.

– Pacientes que necesitan reflexionar sobre el consumo o la conducta adictiva que están teniendo para conocer cuál es su problema y  decidir qué hacer con él.

– Pacientes que han hecho uno o varios tratamientos y se muestran escépticos respecto a si probar de nuevo o no.

- Tratamiento de adicción a la cocaína en terapia Individual y seguimiento continuo

(Varias sesiones a la semana)

– Pacientes que no podrían detener el consumo si no se hace una intervención con un seguimiento más continuo.

– Personas que se ven involucradas con otras que presentan una convivencia problemática por su adicción.

– Pacientes que presentan una convivencia problemática por su adicción.

Tratamientos con Ingreso

- Tratamiento de Desintoxicación Intensivo

(Ingreso de entre 5 y 15 días)

Cuando no es posible el tratamiento ambulatorio porque el nivel de intoxicación es elevado y hay un buen pronostico una vez superado ese primer nivel de dependencia se hace un ingreso corto y después se continúa con tratamiento ambulatorio.

- Tratamiento de Desintoxicación Ingreso-Residencial

(Ingreso de entre 1 y 6 meses)

Cuando el tratamiento ambulatorio se desestima por las circunstancias personales y/o ambientales del paciente, se recomendará un ingreso de más duración en un centro asociado de tipo residencial

Reproducir vídeo

Fernando Botana. Psicólogo y Fundador de Impasse Adicciones

Confidencialidad, EXPERIENCIA Y COMPROMISO

La adicción a la cocaína: un problema más común de lo que creemos

El consumidor de Cocaína que lleva años consumiendo comienza a darse cuenta que su vida se va reduciendo, se ve en casa los viernes preparando su repetido y monótono ritual de consumo: “unas pelis porno….” “una reunión con visitas al baño…”, “una noche de desenfreno sexual fuera de casa que no tiene fin…” y mientras tanto la vida sigue, sus amigos continúan viviendo y madurando y él se va dando cuenta de esto y comienza a notar su deterioro físico y mental, preguntándose:

  • ¿Cómo es posible que con todo lo que se sabe actualmente de la cocaína yo haya terminado atrapado por ella?
  • ¿Cómo he podido pasar de un consumo espaciado en el tiempo y “controlado” a terminar siendo un adicto?

El consumo de cocaína comienza habitualmente en sitios de ocio y con la compañía de un grupo de amigos o compañeros de trabajo. Además, sobre todo al principio, suele espaciarse en el tiempo. Y en la misma línea, hay personas que inicialmente solo recurren a esta sustancia por una motivación sexual.

El problema está en que si el consumo se repite periódicamente (diario, semanal, mensual, etc), el cerebro va a comenzar a cambiar su modo de funcionar y por tanto, aunque parezca que la situación está bien controlada, poco a poco se estará cayendo en la espiral de la adicción a la cocaína.

Debido a esta falsa sensación de control, no es extraño que las personas que terminan siendo adictas realicen afirmaciones como: “solo consumía con amigos y muy de cuando en cuando”, “me ayudaba a tener relaciones sexuales muy placenteras, pero no iba más allá de eso”, “no consumía todos los días ni todas las semanas, creía tenerlo todo controlado”, etc.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE COCAÍNA

Sí, la cocaína es una sustancia adictiva, pues una vez se comienza a consumir es muy difícil dejar de ingerirla. Esto se debe a las alteraciones que provoca sobre el cerebro, más concretamente en los mecanismos que regulan la toma de decisiones.

Además, desde el Ministerio de Sanidad advierten de que la cocaína es una de las drogas más adictivas, de acuerdo al aumento en el número de consumidores de esta sustancia que se ven obligados a acudir a tratamiento. 

Los síntomas que presentan las personas que han consumido cocaína son: sensación de euforia y vitalidad, así como de alerta. También destacan las percepciones sensoriales agudizadas entre los consumidores, principalmente del tacto, vista y oído. La ingesta de cocaína desencadena en un aumento del ritmo cardiaco y puede llegar a generar dolores de cabeza o incluso vómitos. En este artículo se explica en detalle cuáles son los efectos provocados por la cocaína. 

La presencia de cocaína en sangre es de al menos 48 horas, por lo que durante los dos días siguientes a la ingesta de esta droga se podrá determinar mediante una analítica de sangre su consumo. Sin embargo, la duración variará de acuerdo a la cantidad de droga ingerida, a la masa y grasa corporal del  individuo o el modo de consumo de la cocaína.

A largo plazo, son numerosos los efectos negativos que provoca su consumo. Además de la adicción, que deriva en un consumo mayor y más frecuente de la cocaína, su ingesta puede llegar a provocar ansiedad, irratibilidad, paranoia e incluso alucinaciones. Las reacciones variarán también de acuerdo a la forma de ingerirla.

Dejar de consumir cocaína nunca es una tarea sencilla, por lo que contar con el apoyo de familiares y amigos supondrá un aliciente para abandonar el consumo de cualquier tipo de droga. 

Para lograr con éxito dejar la cocaína se recomienda acudir a centros de adicciones como Impasse, donde nuestros expertos te ayudarán y se encontrarán siempre a tu lado en cada paso que des hacia una completa desintoxicación. 

SOBRE LA ADICCIÓN A LA COCAÍNA

Síndrome de abstinencia a la cocaína

De acuerdo a las doctoras Oviedo y Arboleda, el síndrome de abstinencia se produce en personas con un consumo crónico de una sustancia adictiva que lo disminuyen o suspenden completamente. Tal y como explican, “en estas personas, el cerebro se ha acostumbrado a un nivel basal (…) que tiene un efecto depresor y, cuando se reduce, el sistema nervioso central sufre una hiperexcitación.”

Leer Más >>

Efectos secundarios de la cocaína

Uno de las características más peligrosas de la popularmente conocida como «dama blanca» es su capacidad para el desarrollo de conductas adictivas al actuar como refuerzo positivo para su consumo. Como consecuencia los adictos comienzan a instaurar conductas y comportamientos de búsqueda, adquisición y consumo de la droga, que van repitiendo con mayor frecuencia.

Leer Más >>